Uncategorized

Conflictos sociales en La Caldera y Vaqueros: ¿Y los legisladores dónde están?

La Caldera en paro por tiempo indeterminado y en Vaqueros se descubre que hay personal en negro y reclamando mejoras en su situación. Los trabajadores abandonados a su suerte parecen no tener quién los ayude.

SALTA.- El desgobierno en el municipio de La Caldera parece ser su sello distintivo ya que desde el inicio de la gestión de Diego Sumbay, las noticias que allí se producen sólo reflejan conflictos. En un año y medio no se conoce ningún avance significativo sino por el contrario, paros, despidos, denuncias, conciliaciones fracasadas y ahora este paro que no se sabe en qué terminará.

En Vaqueros la situación parecía más controlada, aunque los vecinos vienen quejándose en las redes desde largos meses a la fecha de que el intendente, Daniel Moreno, prácticamente ha hecho abandono de funciones ya que reparte su tiempo entre el Foro de Intendentes y sus actividades particulares. Así, el municipio de Vaqueros a comenzado a experimentar un deterioro creciente.

En ambos casos, los trabajadores se ven obligados a tomar medidas drásticas como exponerse públicamente para hacer escuchar sus problemas, siempre al arbitrio del mal trato y las represalias de los Ejecutivos municipales.

¿Nadie defiende a los trabajadores?

La única instancia de ayuda para los trabajadores de ambos municipios sería una mediación seria de parte de los legisladores que son los que inmediatamente siguen a los intendentes. Sin embargo, de todos los conflictos que sobrellevan los caldereños, en ninguno de ellos se ha hecho presente la senadora, Silvina Abilés, quien sólo aparece cuando hay que sacarse fotografías junto al intendente.

Tampoco se la ha visto cerca de las trabajadoras del CPI “Bichito de Luz” de Vaqueros

El otro que se ha convertido en un fantasma que “Es Panta”, es el diputado, Gustavo Pantaleón, quien tampoco fue visto en ningún intento serio de lograr una pacificación entre los que reclaman y los intendentes.

De esta manera, La Caldera primero y ahora Vaqueros, parecen encaminarse a ser dos municipios abandonados, no sólo por la mala calidad de la gestión de los Ejecutivos sino además porque parece que los vecinos han elegido autoridades pero éstas piensan más en especulaciones políticas para su beneficio antes que en jugarse por soluciones para los damnificados.-

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: