Concejo Deliberante de Salta

Tiempo de virtualidad en los Concejos Deliberantes

La crisis sanitaria derivada de la situación epidemiológica relacionada al COVID-19, ha tenido repercusiones en muchos ámbitos de la vida social, política e institucional. Varios Concejos Deliberantes de la República Argentina exploran la necesidad y buscan soluciones apropiadas para cumplir con sus funciones en forma remota.

LAQUINTACOLUMNA.- Muchos concejos deliberantes  avanzan con el sistema de «sesiones virtuales» para seguir funcionando y sancionando las normas que resulten necesarias para dotar a los Ejecutivos municipales y a las sociedades locales, de las herramientas requeridas en el actual contexto de emergencia sanitaria.

Esta cuestión de las sesiones virtuales, abren algunos interrogantes y desafíos para su implementación, siendo pertinente comenzar por algunas preguntas guía para el encuadre de este asunto:

¿Cómo incorporar funciones “virtuales” al Concejo Deliberante?; ¿Es necesario reformar el Reglamento Interno del Cuerpo para las sesiones virtuales?; ¿Cómo se convocan, quien o quienes la pueden solicitar?; ¿Cómo se acredita la identidad de los concejales/as?; ¿Cómo se garantiza el normal desarrollo de la sesión, el diálogo y/o debate de los ediles/as? ¿Cómo se materializa y como se computa la votación?; ¿Cómo se asegura el carácter público de las sesiones?; ¿Cómo se registra la sesión?; ¿Es posible pensar en el futuro que convivan aparte de éstas sesiones las de carácter mixto (es decir aquellas sin que algunos de sus integrantes no estén presentes en forma física en el recinto, aunque sí de manera remota)?

También se abren una catarata de preguntas tecnológicas que tiene que ver por ejemplo, con la seguridad informática, el software, la conectividad necesaria, o las plataformas o sistemas o medios tecnológicos más adecuados a utilizar, entre otras.

Respaldo legal preliminar de las «sesiones virtuales»

Se pueden pensar varias alternativas para realizar una sesión virtual, pero para darle un sustento más sólido lo mejor sería incorporar este tipo de sesiones dentro del Reglamento Interno del Cuerpo.

Como cada Concejo tiene el suyo, como primer paso, había que revisarlo en forma pormenorizada a los efectos de plantear su factibilidad y/o el tenor de las modificaciones o agregados necesarios, en relación con el marco normativo de competencia.

Pero en forma genérica, puede aconsejarse hacer hincapié en aquellas disposiciones que establecen el lugar de reunión del cuerpo, la concurrencia de los concejales, el quórum y la expresión de la voluntad de los mismos, (siendo importante el rol de la Secretaría Legislativa del Concejo) y por supuesto, explicitar en forma clara la incorporación al reglamento de las sesiones virtuales.

Todo esto es nuevo y se va configurando día a día, en el derecho comparado muchos cuerpos legislativos se lo ha autorizado para realizar sesiones virtuales y a escala local aparecen disposiciones que pueden servir como marco de referencia para los municipios.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: