Salta

Una Apertura de Sesiones diferente: Recinto vacío y un gobernador sin libreto

En el último tramo del discurso, el gobernador Gustavo Sáenz se emocionó al comentar sus sensaciones sobre su mandato.

SALTA.-  «Desde que asumí no tuve un día de paz, ni en lo espiritual, ni en lo personal. me tocó mostrar la realidad más dura y dolorosa. La pobreza, hambre y muerte de niños inocentes que no eligen venir a este mundo», fueron los términos con que terminó su discurso el gobernador, Gustavo Sáenz.

Antes, Sáenz había descrito el cuadro de situación de la provincia que heredó, con mil niños desnutridos y otros diez mil en riesgo, con un sistema educativo que promueve un porcentaje bajísimo de alumnos y con graves problemas para los trabajadores.

Sobre cada universo, el gobernador explicó cuáles serán las políticas que se aplicarán para ir superando las postergaciones y los atrasos.

Lo espero se cumplió cuando Sáenz anunció el envío del proyecto de reforma parcial de la Constitución de la provincia y los ítems que se tomarán en cuenta.

Sobre el final, apartándose de la letra, el gobernador alcanzó un momento de emoción al recordar los esfuerzos que realiza para lucha contra una realidad tan ingrata, renovando su firma compromiso de luchar por los salteños.

Por: Redaccíon

www.laquintacolumna.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: