Lucho Zavaleta

Piloto de tormenta

Un tiempo turbulento le tocó

SALTA.-  Nuestra querida Provincia de Salta atraviesa momentos realmente difíciles desde tiempo atrás, aunque tal situación había sido prolijamente disimulada por las administraciones anteriores.

La economía nacional tampoco está bien y sus efectos negativos desde siempre fueron ineludibles para nuestra geografía local.

En diciembre asumió una nueva Administración local y con ella un Gobernador –Gustavo Sáenz- que ha prometido en su campaña gestión, gestión y más gestión, capacidad que viene demostrando desde tiempo antes en cumplimiento de otros roles en el tablero de la democracia.

Ni bien asumidas sus funciones,  a este Gobernador actual le saltó de abajo de la alfombra la grave problemática de nuestros originarios del norte, víctimas escondidas desde hace mucho tiempo atrás de un sistema político perverso.

Como si ello no fuera suficiente y cuando todo el esfuerzo estaba centrado en el tema anterior, nuevamente en escena reaparece agravado el problema del dengue, algo que no es nuevo y que en alguna medida comparte la geografía de los mismos originarios víctimas del hambre. Esto también ha requerido un esfuerzo enorme por parte del gobierno para intentar controlar a un problema sanitario que goza de extensa antigüedad.

Cuando se estaba llegando a los 100 días de gestión con gran actividad, aparece otro gran desafío en el horizonte gubernamental, me refiero al Coronavirus. El gobernador en su calidad de Jefe de la Administración Pública local tuvo que encarar tal dificultad sin posibilidad alguna de evasión, personalizando el reclamo de un verdadero federalismo en la relación entre Nación y Provincia en el tema sanitario.

Estamos ante un reto importante como sociedad, valoremos el esfuerzo de los que arriesgan sus vidas en cumplimiento del deber, acatemos y facilitemos el cumplimiento de las normas sanitarias puestas en vigencia; en definitiva obremos en pos del bien común postergando nuestros propios intereses personales. Así lo requieren las circunstancias que como pueblo de la Nación argentina nos toca atravesar.

Que suerte que nuestra Constitución Nacional establece como forma de gobierno la republicana que impone el recambio de autoridades, caso contrario si no hubiéramos tenido elecciones a fines del año pasado y producido el recambio pertinente, todos estaríamos rememorando el título de una vieja y exitosa película: “¿Y dónde está el piloto?”.-

Por: Luis Zavaleta

www.laquintacolumna.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: