EconomíaPaís

El riesgo país al borde de los 3.000 puntos obliga a mejorar propuesta a acreedores

En otro día negro para los mercados, los bonos locales cayeron hasta 7% y el Merval perdió 4,3%

LA QUINTA COLUMNA-SALTA.– Los mercados del mundo volvieron a derrapar tras la confirmación de que el coronavirus ya es pandemia, lo que tira abajo cualquier expectativa de crecimiento global este año, a pesar de los esfuerzos que ya comenzaron a realizar bancos centrales y gobiernos del mundo para proteger y estimular sus economías. El fuego cruzado entre Rusia y Arabia Saudita por la crisis del petróleo sólo suma más incertidumbre.

Argentina arrancó el martes con las primeras medidas para morigerar el impacto de la caída del precio del crudo en la producción local, con el foco puesto en Vaca Muerta, pero consultoras privadas ya revisaron a la baja sus proyecciones sobre el PBI para 2020.

A tono con el clima mundial, acciones y bonos argentinos se desplomaron nuevamente, luego del breve respiro de la jornada previa, tanto en la plaza porteña como en Nueva York. El riesgo país marcó un nuevo récord y quedó al borde de los 3.000 puntos. Se complica así el escenario de reestructuración para el Gobierno.

La huída de inversores hacia activos más seguros provocó una fuerte caída en el precio de los bonos locales, lo que impulsó sus tasas al alza y con ello sumó más tensión sobre el proceso de renegociación de la deuda a días de la fecha prevista para la presentación de la propuesta a los acreedores. Con tasas por las nubes, el equipo de Martín Guzmán tendrá que afinar al máximo sus números para tratar de convencer a los bonistas.

«El primer impacto que tiene el cambio en el contexto global en la renegociación de la deuda se da sobre el exit yield. Lo que antes nos parecía una tasa de salida razonable en valores del 9/10%, hoy cambió, y la respuesta de los bonistas frente a la propuesta del ministro, podría ser una exigencia de tasa de entre 11% y 12%», señalaron desde Delphos Investment.

Según indican desde la firma de inversión, tras el fuerte cimbronazo registrado por los mercados en los últimos días a raíz de la extensión del coronavirus y la guerra del precio del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita, «el gobierno podría verse obligado a presentar una oferta más atractiva que la prevista».

De acuerdo a distintos ejercicios realizados por Delphos en base a posibles respuestas por parte de los bonistas a una supuesta propuesta agresiva del gobierno, las potenciales ofertas por parte de nuestro país se habrían visto afectadas entre 5 y 10 dólares por cada 100 de valor nominal.

«De esta manera, si el gobierno no piensa modificar su propuesta debido a los acontecimientos globales sucedidos en estos días, al menos debería modificar el calendario esperando que el panorama global se calme y podamos volver a trabajar con tasas de salida de un dígito», recomendaron.

Entre los bonos locales más negociados se vieron caídas desde el 3% hasta el 7%. Los títulos en dólares se llevaron la peor parte y esta vez no importó la jurisdicción bajo la que fueron emitidos.

«La renta fija local se vio muy afectada tanto por la coyuntura internacional como por los rumores de que la propuesta de reestructuración vendría con un 60% de quita sobre el capital. Hay que tener muy presente que esta semana, si es que se cumple el cronograma establecido, se debería conocer la propuesta del gobierno a los acreedores; por lo tanto quedan solamente dos días para tener más definiciones sobre el tema. Ante la falta de señales por parte del estado, la incertidumbre se maximiza y esto se refleja en el precio de los bonos soberanos», afirmó Ariel Guzmán, analista de Rava.

El riesgo país se disparó un 6% y llegó a 2.971 puntos, a tan sólo un paso de quebrar la barrera de los 3.000. Es el nivel más alto desde mediados de 2005.

El S&P Merval se hundió un 4,3%, con acciones líderes que cayeron hasta 9,4%. apenas tres papeles del panel principal pudieron esquivar el derrape. Los ADRs locales potenciaron la baja, con rojos de hasta 15% al cierre de las operaciones en Nueva York.

En Wall Street, el Dow Jones cerró otro día negro: perdió 5,86% (algo más de 1.400 puntos).

Las Bolsas europeas también sumaron una nueva caída, a pesar del anuncio del Banco Central de Inglaterra de que bajará las tasas, en línea con lo que hizo hace una semana la Fed en Estados Unidos. El Euro Stoxx cedió 0,15%, el CAC francés perdió 0,57%, el DAX alemán restó 0,35% y el FTSE británico terminó 1,40% abajo.

A nivel regional, Brasil se llevó la peor parte. El Bovespa tuvo que suspender sus operaciones cuando se derrumbaba un 10%.

Fuente: BAEnegocios

Por Eugenia Baliño

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: