OpiniónPolíticaSalta

Del “Bozal legal” a la prudencia de preservar la Verdad

La prensa rentada por el espacio “Frente para todos” que conduce el “Candidato-a-todo”, Sergio Leavy despliega una estrategia de engaño frente a la medida judicial de levantar notas difamatorias sobre Gustavo Sáenz

LA QUINTA COLUMNA-SALTA.- La prensa rentada por el espacio “Frente para todos” que conduce el “Candidato-a-todo”, Sergio Leavy, siguiendo el hilo del sainete formalizado por su director el “Oso”, quien montara una “mise en scene” repartiendo denuncias y dictando sentencias inexistentes, ahora, cuando la Justicia le ordena a los medios que difundieron los infundios lanzados por Leavy que bajen los links conteniendo esas falsedades, anima el segundo acto hablando de censura y “Bozal Legal”.

Conviene aclarar que un “Bozal Legal” es una medida cautelar que se popularizó en el mundo de la farándula donde el escándalo es la moneda diaria. De facto, se trata de una disposición de la justicia que impide a una persona hablar públicamente sobre otra. Como instrumento, el bozal es un elemento que se instala en la boca de los animales para impedirles abrir la boca; en los circos, por ejemplo, los osos actuaban amordazados para no causar daño a su domador.

La jurisprudencia sobre esta cuestión es amplia y así también contradictoria, toda vez que linda –según el caso- con una tacha a la libertad de expresión. Sin embargo, el “Bozal Legal” tiene como razón de ser el cuidado de la honra de una persona o los derechos de niños e indefensos.

Lo que la prensa paga de Leavy llama censura tratando de ensuciar también a la Justicia y llevándola a una cuasi complicidad con la persona de Gustavo Sáenz, lo cual resulta temerario, es realidad una medida dispuesta para proteger la honra de una persona, en este caso el candidato a gobernador Sáenz, frente a imputaciones públicas lanzadas por Sergio Leavy que son inexistentes en los estrados judiciales.

Luego, resulta ajustado a derecho la invocación de este “Bozal Legal” como se llama, ya que al contar Gustavo Sáenz con escritos judiciales que confirman su inexistencia en las causas, las acusaciones lanzadas por Leavy se transforman “ipso facto” en lisas y llanas calumnias. De allí que con buen tino los profesionales de Sáenz hayan demandado al tartagalense por ese delito.

Pobre actuación de Sergio Leavy en esta justa electoral donde a diez días de las elecciones nadie conoce una sola propuesta de campaña, no se le ha escuchado un solo discurso coherente y donde menos todavía ofrece ningún tipo de cohesión dentro de su propio Frente con lo cual carece de garantías para ser fiable a un electorado que demanda acciones concretas.

El sainete del “Oso” Leavy continúa transcurriendo en los despachos de las oficinas públicas donde el dicho candidato pasa su tiempo parloteando con funcionarios, jueces y fiscales, mientras su oponente, Gustavo Sáenz, camina los barrios de la Capital y los Departamentos provinciales sembrando propuestas para una Salta con futuro y desarrollo.

Bien se dice, el Pueblo sabrá juzgar.

Por: Redacción

www.laquintacolumna.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: