Salta

San Francisco de Asís, ese militante de la pobreza contestataria

Son tiempos revolucionarios porque requieren de acciones virtuosas y de palabras de orden, de claridad, de esperanza.

LA QUINTA COLUMNA.- El frío nos recuerda el “Cordonazo de San Francisco”; sin embargo, en estos días no es sólo un frío térmico, ambiental, sino que vivimos el tiempo del frío en los corazones, en las almas. La humanidad se aleja a velocidad astronómica de Dios y se convierte rápidamente en el “Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit” que señalara el comediógrafo latino Plauto (Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro).

En este momento de crisis generalizada la figura de San Francisco de Asís se convierte en un ícono revolucionario porque representa el espíritu reformador en tiempos en que la corrupción de la Curia romana y el papado habían alcanzado niveles escandalosos.

San Francisco es el hombre que lleva a la Iglesia de retorno al Evangelio sin violencia, sin odio y sin rupturas sino a través del ejemplo. Es la contraposición entre el poder corrupto del Papa y el poder temporal y la virtud hecha militancia de vida.

Hoy es el ejemplo a meditar, los ciudadanos de vida íntegra con su trabajo diario y su honestidad de procedimientos que dejan al descubierto a los facinerosos del poder laico y religioso.

Son tiempos revolucionarios porque requieren de acciones virtuosas y de palabras de orden, de claridad, de esperanza.

San Francisco nos enseña el amor por el Orden Universal, su “Cántico de las Creaturas” es una alabanza al medio ambiente, una exaltación de la ecología y su necesaria vinculación con el hombre.

Hoy, en la fecha tan seráfica, asumimos ese modelo franciscano en que tuvimos la suerte de educarnos con una figura consular como Honorato Pistoia que nos demostró con su ejemplo que la Palabra cobra vida, no con acciones apremiantes sino con el simple ejemplo de una vida transparente.

Por: Ernesto Bisceglia

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: